CETM insta a los cargadores a librar certificados de transporte esencial

por El Vigía

Desde este martes, el transporte de mercancías por carretera queda reducido a los servicios esenciales, es decir, el abastecimiento de productos básicos para la población: alimentación, productos de limpieza e higiene y material médico y farmacéutico, y gestión de residuos. Según el real decreto-ley aprobado el domingo por el Consejo de Ministros, todos aquellos vehículos de transporte de mercancías que no sean estrictamente esenciales, los ya comentados más aquellos que resulten fundamentales para el normal funcionamiento de servicios básicos, deberán permanecer parados en sus bases.

Según la Confederación Española de Transporte de Mercancías, “esto quiere decir que será el uso final que se le vaya a dar al producto a transportar el que determine si una operación de transporte puede o no realizarse: por ejemplo, podremos transportar arena de sílice para una fábrica de botellas de agua, pero no para la obra de un particular”.

La patronal del transporte insta a los cargadores a librar certificados de actividad a los transportistas, ya que “son nuestros cargadores quienes mejor conocen si un transporte puede llevarse a cabo, ya que ellos disponen de la información necesaria para saber si una determinada mercancía tiene un uso final incluido entre los considerados esenciales”. De hecho, muchos cargadores están facilitando ya un certificado que confirma, en caso de inspección, que la mercancía que transportan tiene como destinatario alguna de las actividades económicas declaradas como esenciales. “En nuestra opinión esta práctica debería convertirse en obligatoria”, puntualiza CETM.

El real decreto-ley también establece que los trabajadores del ámbito del transporte que desempeñen una actividad no  esencial deberán acogerse al permiso retribuido recuperable desde este martes. La incógnita sigue siendo qué sucede a partir de este momento con los miles de transportistas que ejercen la actividad por cuenta propia.

Por otro lado, el ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana publicó ayer la orden ministerial por la que más de 300 alojamientos turísticos ofrecen servicios de aseo, alojamiento y restauración a los transportistas y otros colectivos de trabajadores esenciales mientras dure el estado de alarma por el coronavirus. La lista ha tenido que ser modificada ya que algunos establecimientos inicialmente incluidos en el anexo no estaban en disposición de prestar estos servicios con total garantía, lo que ha obligado a la Administración a sustituirlos por otros.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies