La gran patronal lamenta la “preocupante” atomización del transporte por carretera

por El Vigía

CEOE y Astic coinciden en que sin un tamaño medio de empresas asimilable al de los países más competitivos de la UE “será imposible superar los retos que demanda la movilidad del futuro”. Se trata de la sostenibilidad ambiental, con la renovación de flotas, la integración laboral de la mujer y la formación profesional, pero también de la sostenibilidad económica, con la “fortaleza financiera necesaria” para afrontar las inversiones que se requieren.

El presidente de CEOE, Antonio Garamendi, y el de la Asociación del Transporte Internacional por Carretera, Marcos Basante, han mantenido un encuentro institucional en la sede de CEOE para debatir sobre los temas que preocupan a los empresarios. Entre estos, Basante ha compartido con Garamendi su visión sobre posibles medidas para la activación de reformas que fomenten el crecimiento empresarial, especialmente en un sector que sufre una “preocupante atomización”.

Basante ha trasladado a Garamendi las cifras macroeconómicas del transporte por carretera. El sector aporta el 4% a la riqueza nacional, más de 10.000 millones de euros en impuestos, da empleo a medio millón personas y se encarga de gestionar el 75% de las exportaciones a Europa. “No puede ser que el transporte se base en la existencia de decenas de miles de microempresas constituidas por tres vehículos de media, lo que lleva a una preocupante falta de equilibrio en los procesos de negociación con proveedores y clientes, y que tiene un reflejo poco equiparable con los países de nuestro entorno, debido a la existencia de más de 50 convenios colectivos; sumado a la pérdida de fuerza en las negociaciones ante las Administraciones”, ha declarado el presidente de la patronal del transporte.

Por su parte, Garamendi ha apostado por trabajar junto a Astic por el futuro de la movilidad, especialmente en sostenibilidad, en la mejora de la competitividad, la productividad y el desarrollo del tejido empresarial español. Ambos dirigentes han destacado el buen punto de partida que ha supuesto el recién creado ministerio de Transportes y Movilidad, “ya que sitúa al sector con cartera propia, en consonancia estratégica equiparable al resto de actividades productivas, como la industria, la energía o el turismo”. En este sentido, han coincidido en la necesidad de realizar de manera progresiva la transición energética del sector sin demonizar a unos sistemas de movilidad en favor de otros.

Así, la neutralidad tecnológica sobre leyes y normas que lleven a la transición energética debe ser una máxima para nuestros gobernantes. “No necesitamos, ni queremos que, a base de impuestos y tasas, se empuje al sector a un cambio del modelo que, a día de hoy, es técnicamente inviable”, ha concluido Basante.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies