NoticiasCarretera

CCOO lamenta la posición del Gobierno en la directiva sobre trabajadores desplazados

El Vigía

27 octubre, 2017

Considera que “defiende más a las patronales que a los profesionales”

El secretario general del sector de carretera y logística de FSC-CCOO, Mario Martín, ha criticado con dureza al Gobierno español, que “defiende más a las patronales que a los profesionales del transporte”, en el debate abierto sobre la directiva sobre desplazamiento de trabajadores en la UE. “En vez de apoyar a los países comprometidos con frenar los abusos de las empresas, como Francia, Alemania e Italia, se alinea con Chequia, Hungría, Polonia y Eslovaquia, deseosos de eliminar normas sociales, rebajar derechos y pagar salarios escasos”, ha asegurado Martín.

CCOO reconoce que el transporte requiere de una normativa específica que vele por las condiciones mínimas laborales, pues transitan por varios países distintos en un mismo mes y es una actividad más irregular que otras, pero inciden en que “estar fuera del acuerdo supone estar a favor del fraude”.

También se quejan del escaso interés que el ministerio de Empleo, junto al de Fomento, ha mostrado por los trabajadores del sector, “pues a pesar de las numerosas ocasiones que se han pedido medidas para perseguir el fraude o los abusos de las empresas de transporte, han hecho caso omiso a las reclamaciones”.

SE INCREMENTA LA SEGURIDAD EN BULGARIA POR LOS ATENTADOS DE PARÍS

España se opuso a los países de la autodenominada Alianza por la Carretera (Francia, Alemania, Italia y Benelux), que son quienes defienden poner freno al llamado dumping social en el transporte por carretera, es decir, el abuso de las empresas sobre las condiciones de trabajo en el sector, con el objetivo de reducir salarios y condiciones laborales. Estos países reclaman más dureza hacia las empresas deslocalizadas dentro y fuera del país que buscan conductores extranjeros con salarios más bajos y legislaciones sociales más laxas.

“En España los problemas de los trabajadores desplazados estaban silenciados. No se conocen, apenas aparecen en los medios, mientras que en otros países es un debate vivo. Nuestros representantes políticos dicen defender a las empresas españolas de transporte, que son muy numerosas, ¿pero se las puede considerar españolas cuando se han deslocalizado a Bulgaria y Rumanía y contratan personal en esos países con salarios de esos países? Son empresas sin patria, que aprovechan los resquicios legales, la explotación laboral, y luego dicen que son más competitivas. Y tachan de proteccionistas a los países que están en contra del dumping social. Como si proteger a trabajadoras y trabajadores y respetar las normas pagando sueldos dignos fuera vergonzoso”, ha advertido el responsable del sector de carretera y logística de FSC-CCOO. “Necesitamos una normativa específica, pero esta actitud da continuidad al fraude en las empresas”, ha sentenciado Martín.