NoticiasMarítimo

Catalunya traza una Estrategia Marítima con aspiraciones en reparación naval y energía eólica marina

El Vigía

13 junio, 2018

El documento sitúa entre sus primeros objetivos la creación de un clúster marítimo catalán

El Govern de la Generalitat ha aprobado su primera Estrategia Marítima, una herramienta consensuada entre todos los departamentos de la Generalitat que sienta las bases para una política marítima propia. Este documento, que ha tomado como referencia una iniciativa similar puesta en marcha recientemente en Quebec, es el resultado del programa de acción marítima de la Generalitat, aprobado por el Govern en diciembre de 2016, “con el propósito de dar respuesta a los retos de desarrollar la economía azul de manera sostenible y armónica mediante una gestión integrada de las actividades sectoriales que impactan sobre el espacio marítimo catalán”, según explica el Govern en un comunicado.

“Catalunya, a pesar de ser una potencia marítima media del ámbito euromediterráneo, no se había dotado hasta ahora de los elementos que permiten vertebrar una verdadera política marítima integrada adaptada a la realidad del país y a la medida de las oportunidades actuales”, sostienen desde la Generalitat.

La Estrategia tiene como horizonte el año 2030, pero propone un primer Plan Estratégico Multianual (2018-2021) con un total de 89 líneas estratégicas de actuación concretas a desarrollar por los diferentes departamentos de la Generalitat y otros actores.

Uno de los primeros objetivos en este plan es la creación de un clúster marítimo catalán. El documento considera que esta nueva entidad “puede beneficiar enormemente el desarrollo de la economía azul en Catalunya”. Considera, en este sentido, que este sector se enfrenta “actualmente a unos problemas y retos que difícilmente se pueden resolver de una manera aislada”, como por ejemplo la escasez de profesionales cualificados o la dificultad para afrontar el salto internacional.

Por otra parte, entre los ámbitos de actuación previstos en el documento destacan los objetivos previstos en el sector de la construcción naval y de la energía eólica marina.

La consejera de Agricultura, Ramaderia, Pesca i Alimentació, Teresa Jordà (a la derecha), en la presentación del plan

En el primer ámbito, esta nueva Estrategia Marítima considera que los pequeños astilleros catalanes que operan actualmente en la construcción de embarcaciones pesqueras y de recreo tienen una oportunidad ante las nuevas exigencias energéticas, que exigirán la adecuación de los buques. El documento considera que este contexto propicia “la aparición de una nueva industria asociada a la fabricación y el mantenimiento de barcos basada en la sostenibilidad energética mediante el desarrollo de la propulsión eléctrica y las nuevas tecnologías de ahorro y eficiencia energética”.

Uno de los objetivos más ambiciosos de la Estrategia Marítima es el desarrollo de la energía eólica marina, a la que el documento otorga un “papel fundamental” para lograr el reto fijado en el Pacto nacional para la transición energética, establecido por el Govern el año pasado, y que prevé alcanzar el 100% de energías renovables en el año 2050.

El documento recoge datos de investigaciones que “ratifican las ventajas en el Mediterráneo de los sistemas basados en aerogeneradores flotantes, que tienen un impacto menor en el espacio marino comparado con estructuras de fondos y permiten el desarrollo de proyectos de mayor profundidad”. En este sentido, destaca que en Francia se está desarrollando un proyecto de estas características en el golfo de León. Se trata de un parque piloto que contará con 13 aerogeneradores flotantes que, en total, podrán generar una capacidad de aproximadamente 30 megavatios, suficientes para abastecer a una ciudad de 50.000 habitantes.

Para avancer en este ámbito, el documento anuncia que se explorarán oportunidades de cooperación “con países de nuestro entorno, sin olvidar las oportunidades de financiación en el marco europeo”.