NoticiasFerrocarril

Catalunya reclama en Madrid un calendario “claro, previsible y cierto” para el Corredor Mediterráneo

El Vigía

10 abril, 2017

Destaca la necesidad de sincronizar las posiciones del Gobierno central, Catalunya y Valencia y la UE para superar el esquema del centralismo

El consejero de Territori i Sostenibilitat, Josep Rull, y el de Empresa i Coneixement, Jordi Baiget, de la Generalitat de Catalunya, se han desplazado este lunes hasta Madrid, en el marco de reunión de la Mesa Estratégica del Corredor Mediterráneo, para exigir al Gobierno central que cumpla sus compromisos con esta infraestructura. Los representantes del Govern han solicitado un “calendario claro, previsible, cierto y evaluable”, y “no promesas y buenas intenciones”.

Los consejeros Rull y Baiget con el ministro de Fomento / Generalitat de Catalunya

Los consejeros Rull y Baiget con el ministro de Fomento / Generalitat de Catalunya

Esta reunión ha sido la primera de las tres que se llevarán a cabo en Toulouse y Bruselas “para explicar que en Catalunya hemos hecho los deberes y hemos compactado una posición común en el entorno del Corredor y a partir de aquí lo que necesitamos es que el Estado incorpore un factor claro como es la previsibilidad”, según Rull.

Para el consejero, los plazos que ha ido fijando el Estado “han quedado desacreditados” porque no se han cumplido. A su juicio, “necesitamos que aquello que se dice se cumpla y, además, planteamos una cuestión de fondo que tiene que ver con una determinada concepción de las infraestructuras en España: el centralismo, que es radicalmente ineficiente. Lo es para Catalunya, para Valencia, Murcia, Andalucía y para el conjunto del país y para Europa”. En este sentido, Rull ha comentado que esta apuesta compartida con Valencia y Baleares en relación al Corredor se debe “a una cuestión de pragmatismo y sentido común: porque es donde se concentra más del 40% del PIB de España y una parte muy significativa del PIB del conjunto de Europa”. Por tanto, para el consejero catalán es fundamental sincronizar las posiciones del Gobierno central, del catalán y del valenciano y de la UE para superar el esquema del centralismo.

Por su parte, el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha destacado que el objetivo de su departamento es finalizar las obras en curso del Corredor Mediterráneo y ha subrayado que hay voluntad política para impulsar este proyecto y que se cuenta con los recursos necesarios para poder hacer frente a los compromisos adquiridos.  “No habrá ni un solo tramo del Corredor Mediterráneo que deje de hacerse o se ralentice como consecuencia de una falta de disponibilidad presupuestaria”, ha señalado De la Serna.

En esta línea, ha insistido en que se ha hecho un gran esfuerzo para poner en marcha diferentes tramos de esta infraestructura, un compromiso que se ha materializado con una inversión que supera los 9.500 millones de euros de un total de 17.000 millones que contiene el ramal del Corredor correspondiente al Levante. Asimismo, ha apuntado que la inversión prevista para el Corredor Mediterráneo durante el periodo 2017-2020 abarca un total de 3.122 millones de euros.

Respecto a los tres tramos catalanes del Corredor, el titular de Fomento ha reafirmado su compromiso para que puedan estar terminados en 2020. En relación con el tramo que discurre entre Tarragona-Vandellós, De la Serna ha señalado que la previsión es que a finales del primer trimestre de 2018 se puedan acabar las obras e iniciar el periodo de circulación en pruebas; y en el tramo entre Vandellós y Castellón se están iniciando los trámites necesarios para la reactivación de las obras, como también se está haciendo en el tramo entre Castellbisbal y Vilaseca.