Castilla-La Mancha activa la obra pública para relanzar la economía regional

por El Vigía

El Gobierno de Castilla-La Mancha está diseñando un plan de reactivación económica a través de la inversión en obra pública y la protección de sectores vulnerables para afrontar el escenario tras la crisis del covid-19. El consejero de Fomento, Nacho Hernando, ha comparecido en las Cortes regionales para explicar las acciones que ha emprendido su departamento y adelantar las medidas que se están tomando en el ámbito de sus competencias.

Hernando ha destacado que el plan tiene como objetivo velar por la seguridad, garantizar los servicios esenciales y diseñar un nuevo modelo para afrontar las consecuencias de la pandemia. Así, el Ejecutivo regional llevará a cabo en los próximos seis meses el Plan de Inversión de Obra Pública, que contempla la puesta en marcha de actuaciones en la red viaria por un importe de casi 17 millones de euros, destinado a mejorar 151 kilómetros de carreteras.

Además, ha explicado que en materia de infraestructura viaria se ha llevado a cabo diversas medidas de prevención, así como la adaptación del trabajo de las brigadas de carreteras durante la crisis sanitaria, que han realizado un total de 482 actuaciones de carácter urgente, y 171 actuaciones de los retenes de guardia fuera de la jornada ordinaria.

En torno al transporte de mercancías, el consejero de Fomento ha destacado la coordinación con la Federación de Empresarios del Transporte de Castilla-La Mancha y ha asegurado que “estamos preparando una resolución para que, estando al menos en fase dos, se reactiven los exámenes de CAP y el primero de ellos se celebrará a finales de junio o principio de julio.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies