NoticiasMarítimo

Casi la mitad de los camiones que van o vienen de Italia lo hacen por mar

El Vigía

13 abril, 2018

El puerto de Sagunto se prepara para acoger su primera autopista del mar

El transporte marítimo de corta distancia alcanza ya una cuota próxima al 50% en las relaciones Italia-España, es decir, que la mitad de los camiones que van o vienen de Italia no utilizan el paso de La Jonquera sino que embarcan en alguno de los buques que prestan este servicio en los puertos mediterráneos. Así se ha puesto de manifiesto en la jornada organizada por la Asociación Española de Promoción del Transporte Marítimo de Corta Distancia en Sagunto, para abordar la situación actual de las autopistas del mar y los servicios regulares de esta modalidad de transporte multimodal.

En Valencia están operativos siete servicios regulares que lo conectan con 24 puertos de 15 países diferentes. En el ámbito de las autopistas del mar, la naviera Grimaldi Lines ofrece dos conexiones regulares con Italia. Con la finalidad de seguir ofreciendo el mejor servicio e instalaciones a unos tráficos en continuo crecimiento, se están adaptando espacios en el puerto de Sagunto para acoger este tipo de servicios.

El director general de la Autoridad Portuaria de Valencia, Francesc Sánchez, ha resaltado el potencial de desarrollo en el puerto de Sagunto del tráfico de vehículos y de carga rodada, y la próxima implantación de la autopista del mar en este puerto, haciendo hincapié en el avance del proceso para que “la ansiada conexión ferroviaria sea una realidad”. Asimismo, subrayó la necesidad de reducir los costes portuarios para hacer más eficiente el shortsea shipping.

El marebonus, recientemente puesto en marcha por el gobierno italiano, al igual que su predecesor el ecobono, se han citado como “instrumentos” para impulsar una política de transportes que busca un mayor equilibrio modal. Mario Massarotti, consejero delegado de Grimaldi Lines, ha expuesto los “ambiciosos” planes de expansión de su compañía en el Mediterráneo, “construyendo nuevos, mayores y más sostenibles buques, con el propósito de seguir trasvasando flujos de la carretera al mar, tanto en los itinerarios actuales como en otros nuevos”.

Según Tomas Balada, Bussines Controller de Grupo Mazo, el TMCD proporciona una “ganancia” de productividad y de flexibilidad en la planificación y ejecución de los transportes. Mazo, con una gran flota frigorífica, utiliza el TMCD en más del 65% de sus viajes.

La directora comercial de la Autoridad Portuaria de Valencia, Mar Chao, ha destacado la importancia del shortsea shipping en Valencia, con cifras “muy significativas y crecientes” (9,45 millones de toneladas de tráfico ro-ro en 2017, un 5,7% más que en 2016) y un amplio hinterland al que da servicio.