Carmena da un año más al transporte ligero para ajustarse a Madrid Central

por El Vigía

El Ayuntamiento de Madrid da un año más de margen al transporte ligero para adaptarse a la nueva normativa ambiental que rige la distribución en el centro de la capital, conocido como plan Madrid Central. En la reunión de ayer de la mesa de seguimiento, el consistorio ha anunciado que ampliará el calendario de restricción de acceso de los vehículos de distribución urbana de mercancías, de hasta 3,5 toneladas con distintivo B, hasta el 1 de enero de 2023, en lugar del 1 de enero de 2022. La rectificación municipal llega tras las insistentes peticiones de las organizaciones del Comité Madrileño del Transporte por Carretera y la Plataforma de Afectados por Madrid Central. Estas modificaciones vienen motivadas por la necesidad de “acompasar los calendarios de restricción con los periodos de vida útil de los vehículos de profesionales del sector de la distribución”.

Además, a los vehículos ligeros con distintivo ambiental B se les seguirá aplicando el año que viene el horario de acceso al centro de siete de la mañana a tres de la tarde, ya que estaba previsto en 2020 un horario más restringido (hasta la una del mediodía). Para CETM-Madrid, la organización empresarial que representa al sector del transporte de mercancías por carretera de Madrid, esta ampliación es “absolutamente insuficiente», ya que proponían una ampliación de cinco años para tener en cuenta la vida útil de estos vehículos, de unos 15 años o incluso más, como en las mudanzas. Por ello, si los diésel con distintivo B son los matriculados antes de 2013, las restricciones a los vehículos DUM con distintivo B deberían iniciarse en 2028, según los transportistas.

GRAVE PERJUICIO A LAS PYMES

También reclamaban una ampliación de horario de acceso para todos vehículos DUM, de siete de la mañana a siete de la tarde, para evitar colapsos en la mañana y atender a los negocios que precisan de suministros por la tarde. Asimismo, se quedan fuera de la modificación los ligeros sin distintivo, cuya restricción de acceso comenzará el 1 de enero de 2020, “lo que sin duda provocará un grave perjuicio a las pymes y autónomos del sector de la distribución, de las mudanzas o del transporte de contenedores y del sector de obras porque disponen de flotas muy antiguas”.

La patronal insiste en la “imperiosa” necesidad de retrasar, al menos un año más, esta restricción para los vehículos sin distintivo.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies