NoticiasInfraestructuras

Calvet estima en más de 3.800 millones la deuda del Estado en infraestructuras catalanas

El Vigía

16 octubre, 2018

La primera reunión bilateral Generalitat-Fomento desde el año 2007 acaba sin acuerdos concretos

El consejero de Territori i Sostenibilitat, Damià Calvet, ha destacado tras la primera reunión de la comisión bilateral de infraestructuras Generalitat-Estado desde el año 2007, “que el Estado reconozca que tiene un déficit en infraestructuras con Catalunya”. Calvet ha puesto de manifiesto que la reunión no ha cerrado ningún acuerdo concreto, pero que la Generalitat y el Estado “nos hemos determinado a llegar a un acuerdo” sobre cómo materializar la deuda del Estado en infraestructuras derivado de la disposición adicional tercera del Estatut.

En este sentido, el consejero ha explicado que se constituirá “inmediatamente” un grupo de trabajo específico para trabajar en esta línea “y dar continuidad a esta comisión bilateral”, presidida por Calvet y por el secretario de Estado de Infraestructuras, Pedro Saura, que tuvo lugar ayer en las dependencias del puerto de Barcelona.

“Tenemos diferentes aproximaciones sobre cómo se deben materializar” tanto los 759 millones de euros de la disposición adicional tercera reconocidos en la reciente reunión de la Comisión Mixta de Asuntos Económicos y Fiscales, como los del periodo 2009-2013, pendientes de concretar, ha explicado el consejero. “El Estado cree que se debe hacer a través de la programación de obras en movilidad en marcha u obras nuevas, pero para nosotros este déficit se transferirá directamente a la Generalitat, porque una cosa son las deudas, como las de la disposición adicional tercera, y otra cosa las obras pendientes en infraestructuras”, ha puntualizado Calvet. El consejero ha puesto de relieve que “estamos reclamando lo que es nuestro, que la inversión del Estado se corresponda con el PIB”.

En este sentido, Calvet ha expuesto que las estimaciones de la Generalitat respecto de la deuda de la disposición adicional tercera para los años 2008-2013, sumaría un total de 3.807 millones de euros.

Esta cifra ni siquiera ha llegado a discutirse en el seno de la comisión bilateral de infraestructuras. “Estamos dando cumplimiento a lo que dice el Estatut, los ciudadanos de Catalunya lo que quieren es que las administraciones se pongan de acuerdo y resuelvan sus problemas de movilidad, que son consecuencia del déficit de los últimos años”, ha señalado el secretario de Estado de Infraestructuras, Vivienda y Transporte, Pedro Saura, quien se ha limitado a destacar el “clima positivo” en que ha transcurrido el encuentro entre ambas administraciones.