Bruselas reduce costes y carga reglamentaria a las empresas de transporte

por El Vigía

La Comisión Europea ha adoptado este miércoles un paquete de medidas para apoyar a las empresas de los sectores aéreo, viario, ferroviario y marítimo para hacer frente a las consecuencias del brote de coronavirus. Desde Bruselas señalan que el objetivo de estas medidas, a las que se sumarán más propuestas en las próximas semanas, es reducir la carga reglamentaria y los costes para las empresas de transporte.

La comisaria europea de Transporte, Adina Valean, ha explicado que estas medidas “presentan soluciones concretas de facilitar las operaciones diarias en el sector del transporte, en todos los modos”. En su opinión, este paquete “debería permitir a las empresas del sector empezar a centrarse en su necesaria recuperación”.

La Comisión reconoce que las medidas implantadas para evitar la propagación del virus han obstaculizado el cumplimiento de algunos trámites exigidos por la legislación de la Unión Europea, como es de la renovación de licencias. Por este motivo, anuncia que todos los modos de transporte se beneficiarán de una propuesta que permite prorrogar la fecha de validez de determinados certificados, licencias y otras autorizaciones. También se aplazarán temporalmente algunos controles periódicos en el transporte por carretera, ferrocarril, vías navegables interiores y la seguridad marítima.

En el sector aéreo, las ayudas se refieren a los servicios de asistencia en tierra, autorizando la prórroga de los contratos para evitar licitaciones complejas y permitiendo concesiones que evitarán el cierre de los aeropuertos en caso de quiebra de las empresas de asistencia en tierra. La propuesta también modifica temporalmente las normas de concesión de licencias a las compañías aéreas para aliviar los problemas financieros relacionados con el coronavirus.

En el ámbito portuario, la Comisión dota de mayor flexibilidad a los Estados Miembros y a las autoridades portuarias para aplazar, reducir o suprimir las tasas de infraestructura portuaria para los usuarios de los puertos. “Esto proporcionará a las compañías navieras, incluidas las que operan ferris, la liquidez que tanto necesitan”, señalan en el comunicado.

En cuanto al ferrocarril, Bruselas propone ampliar en tres meses el plazo en que algunos Estados miembros deben transponer la legislación de la UE sobre seguridad e interoperabilidad ferroviaria. Consideran que este margen aportará seguridad jurídica a las administraciones para que puedan centrar sus recursos en la recuperación de la actividad.

La Comisión también ha respondido a las solicitudes efectuadas por un total de 11 Estados miembros, que reclaman la exención temporal de las normas de la UE sobre los tiempos de conducción y los períodos de descanso. El departamento que lidera Adina Valean sostiene que esta exención “proporcionará a los conductores la flexibilidad que necesitan para mantener la circulación de mercancías en Europa”. En este sentido, la Comisión señala que otros nueve Estados han solicitado también una exención temporal y desde Bruselas ya anuncian que emitirá una respuesta positiva en las próximas semanas.

“Con todas las medidas, desde las que alivian la carga reglamentaria hasta las que reducen los costes, la Comisión se propone garantizar que ningún agente del mercado tenga que soportar más carga de la que le corresponde por la pandemia”, explica el comunicado emitido este miércoles. “Todo el sector del transporte de la Unión Europea debe salir fortalecido del coronavirus para ayudar a que la economía se ponga en marcha una vez más”, concluye la Comisión.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies