NoticiasMarítimo

Bruselas advierte a España por incumplir las normas sobre el nivel mínimo de formación en las profesiones marítimas

El Vigía

17 mayo, 2018

Abre un segundo proceso contra España por no transponer “correctamente” la normativa de espacio ferroviario europeo único

 

La Comisión Europea ha decidido este jueves enviar una carta de emplazamiento a España “por el incumplimiento de las normas de la UE relativas al nivel mínimo de formación en las profesiones marítimas”. El objetivo de estas normas es garantizar que se respetan las normas en materia de formación de las profesiones marítimas en toda la UE y que se ajustan a las normas ya acordadas a escala internacional, explican desde Bruselas.

Según el comunicado emitido por la Comisión, se ha constatado una serie de deficiencias en relación con “la titulación de las profesiones marítimas; el diseño, la revisión y la aprobación de programas y cursos marítimos; y el seguimiento y la evaluación de la formación y la valoración por la administración marítima”.

La Comisión ha iniciado el mismo procedimiento contra Letonia, al considerar que no ha cumplido las obligaciones contraídas en virtud del Convenio sobre normas de formación, titulación y guardia para la gente de mar (STCW) en lo que se refiere a los viajes próximos a la costa.

Las autoridades de España y Letonia disponen de dos meses para responder a las preocupaciones planteadas por la Comisión; “de no ser así -advierte Bruselas-, la Comisión podría decidir enviar un dictamen motivado”.

Críticas a la independencia de Renfe y Adif

Por otra parte, España ha recibido otra carta de emplazamiento de la Comisión “por no transponer correctamente la legislación de la UE por la que se establece un espacio ferroviario europeo único”. La Comisión considera que el marco reglamentario ferroviario en España incumple una serie de disposiciones de la directiva, relativas, entre otras cosas, “a las competencias y los recursos del organismo regulador, la independencia de gestión del administrador de infraestructuras, especialmente en lo que respecta a la fijación de los cánones por la utilización de infraestructuras, y la independencia de la empresa ferroviaria del Estado”.

Advierte, además, que “se han detectado deficiencias en la adjudicación de la capacidad de infraestructura y en el sistema de cánones por la utilización de infraestructuras”.

España dispone también del mismo plazo de dos meses para responder a los argumentos planteados por la Comisión.