Port de Barcelona

Port de Barcelona,
un futuro neutro en emisiones

Un puerto neutro en emisiones de carbono es un valor añadido que podrán sumar los clientes del Port para reducir la huella de carbono de sus cadenas logísticas

La sostenibilidad, junto con el crecimiento y la competitividad, son los tres ejes estratégicos del Port de Barcelona para afrontar los retos de futuro, los que marcan sus actuaciones para minimizar el impacto de la actividad portuaria sobre el entorno. Teniendo estos tres ejes en cuenta, el Port trabaja para reducir las emisiones de la actividad portuaria e impulsar el uso de combustibles limpios con el objetivo de eliminar el impacto de esta actividad sobre la salud de los ciudadanos.

 

En los últimos años han tomado protagonismo activamente las políticas destinadas a aportar valor añadido a sus servicios, también valor ambiental y social, en línea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU. El Port de Barcelona tiene claro que un puerto neutro en emisiones de carbono es un valor añadido que pueden sumar los clientes de un puerto a sus cadenas logísticas para reducir la huella de carbono de estas. Y trabaja para ello.

 

La infraestructura portuaria catalana es uno de los líderes, a nivel internacional, de las buenas prácticas medioambientales en el sector. La innovación ayuda en este camino. Por ello, el Port trabaja en el desarrollo de soluciones innovadoras para afrontar los retos de la Comunidad Portuaria y de sus clientes y en el ámbito medioambiental apuestan fuerte por la electrificación de los muelles.

 

El Plan de Actuación de Electrificación de Muelles, aprobado recientemente, contará con un presupuesto de más de 60 millones de euros para reducir, desde ahora y hasta 2030, más del 50% de las emisiones de gases de efecto invernadero de la actividad portuaria. Y no solo eso. Con la electrificación de los muelles, que permitirá la conexión eléctrica de los barcos que llegan al Port de Barcelona, se reducirán en un 51% las emisiones contaminantes en óxidos de nitrógeno y un 25% las de partículas en suspensión en 2030. 

  

Transición energética

 

Por otra parte, el Port de Barcelona trabaja en la transición energética para conseguir un modelo basado en energías renovables, en cumplimiento de los objetivos que se han fijado la UE y la OMI para la reducción de emisiones en el horizonte de 2030 y 2050. Las principales actuaciones en este sentido son la promoción de la generación de energía renovable en la zona portuaria, en instalaciones de la propia autoridad portuaria o en instalaciones de las terminales u operadores, y la promoción de nuevos combustibles limpios para barcos, vehículos pesados y maquinaria utilizada en las terminales.

 

En el primer caso, se calcula que el potencial generador en energías renovables -fotovoltaica y eólica- de la zona portuaria es superior a 100MWp de potencia pico, un valor que podría dar respuesta a la demanda de electricidad de los buques que hacen escala en el Port de Barcelona y que superaría claramente la demanda pico del funcionamiento de todas las terminales e instalaciones portuarias.

 

Respecto a promover combustibles limpios para barcos, vehículos pesados y maquinaria utilizada en las terminales, esta acción es un eje clave para lograr avanzar en el proceso de descarbonización y para cumplir los objetivos de reducción de emisiones fijados por la UE y la OMI.

 

Los pasos para la transición energética ya se están dando. El Port de Barcelona trabaja intensamente para lograr un objetivo claro: ser un puerto neutro en emisiones. Y se ha fijado el año 2050 para conseguirlo. Un compromiso que tiene con toda la sociedad.

Transportar un contenedor por el Port de Barcelona reduce un 43% las emisiones de CO2

Reproducir vídeo

La situación geográfica del enclave catalán resulta estratégica para agilizar las importaciones y exportaciones que se mueven entre Asia y Europa y las del norte de África y todo el Mediterráneo

Apostar por el Port de Barcelona en las cadenas de transporte que unen Asia, Europa y el Mediterráneo ayuda a las empresas a reducir su huella de carbono. ¿Por qué? El Port de Barcelona se encuentra en una situación óptima para agilizar las importaciones y exportaciones que se mueven entre Asia y Europa y las del norte de África y todo el Mediterráneo. Tiene a su alcance un mercado de 400 millones de consumidores al que se llega en un tiempo inferior a 24/48 horas. Y cuenta con unas infraestructuras muy capaces de dar respuesta a la demanda existente.

 

Su posición geográfica le hace altamente competitivo para cubrir no solo la Península Ibérica, sino también destinos del centro y sur de Europa, reduciendo tiempos de viaje, consumos energéticos y emisiones de CO2 con respecto a los puertos del norte del continente. Como ejemplo, el transporte de un contenedor desde Suez (Egipto) a Lyon (Francia) a través del Port de Barcelona supone una reducción del 43% de las emisiones de CO2 con respecto a la ruta a través de un puerto del norte del continente. 

Contenido patrocinado de elvigia.com para Port de Barcelona

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies