Blanca Sorigué asume la dirección general del Consorci de la Zona Franca de Barcelona

por El Vigía

El Consorci de la Zona Franca de Barcelona (CZFB), bajo la dirección del delegado especial del Estado Jordi Cornet, ha entrado en una nueva etapa corporativa con el objetivo de  ayudar a pymes y ser catalizador de la transformación productiva hacia la industria 4.0. Para acometer todos los proyectos previstos, la entidad ha resuelto reestructurar su organización corporativa bajo la responsabilidad de la nueva directora general Blanca Sorigué, hasta ahora directora de Expansión Internacional y directora del Salón Internacional de la Logística (SIL). El secretario general Anton Ferré también forma parte de la alta dirección, que también contará con un director de 4.0, actualmente en proceso externo de selección.

El proyecto de industria 4.0 se ubicará en terrenos y dependencias del Consorci en el polígono de la Zona Franca de Barcelona y contará con socios tecnológicos y empresariales para que pueda disponer de la máxima efectividad en red y optimizar las posibilidades de crecimiento e implantación industrial.

Aunque en un primer momento, la aceleradora situará sus dependencias y prototipos en la propia sede del Consorci, ya se trabajan concursos públicos para este proyecto de construcción de naves para la industria 4.0 y pymes, complejo que se ubicará en el corazón de la zona franca, en la esquina de la calle 3 con la calle A, ocupando dos espacios que suman 43.000 metros cuadrados en la parcela de la antigua factoría Seat. El proyecto cuenta con una inversión inicial para este 2018 de 10 millones de € y el conjunto la inversión requerida se situará entre los 25 y 30 millones de euros.

Esta reorientación del Consorci hacia la nueva economía y el fomento de las actividades transformadoras -explican desde la entidad- se produce en un momento especialmente crucial en el que la industria ha recuperado protagonismo como motor de exportación, se precisa reforzar las infraestructuras tecnológicas hacia una producción industrial digitalizada y en el que las empresas cuentan con recursos para la inversión en bienes de equipo.

Además, el Consorci emprende esta etapa inversora gracias a su propia transformación de los últimos años, en la que por el reenfoque del negocio, la dinamización comercial y la contención del gasto ha logrado una estructura mucho más ligera y eficiente, reduciendo el gasto en 13 millones (24%), rebajando la deuda financiera a 44,8 millones de euros y actualizando el valor de sus activos en un 47% a la baja.

 

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies