Barcelona proyecta nuevos retos para prolongar su éxito

por El Vigía

El puerto de Barcelona cierra 2018 con un 10,2% más de mercancías en su tráfico total, con un volumen de 67,7 millones de toneladas y encadena cinco años consecutivos de crecimiento, estableciendo un nuevo récord histórico de actividad. Estos resultados sitúan, además, al enclave a las puertas de los objetivos establecidos por la autoridad portuaria en el plan estratégico proyectado para el año 2020, que establecía el objetivo de alcanzar los 70 millones de toneladas. En el tráfico de contenedores, Barcelona ha logrado ya superar el reto de los tres millones de unidades que se estableció para 2020, al gestionar en 2018 un total de 3,4 millones de teus.

Este ritmo de crecimiento ha obligado a la autoridad portuaria a anticiparse en la redacción de su cuarto plan estratégico, que establezca nuevos objetivos a largo plazo para la comunidad portuaria catalana. “Tenemos la voluntad de seguir creciendo de forma sostenible a nivel económico, ambiental y social, con la inclusión de toda la comunidad portuaria”, aseguró a su llegada a la presidencia de la autoridad portuaria, Mercè Conesa. La entidad avanza, además, en nuevos desarrollos en su infraestructura para no limitar en los próximos años el potencial de los tráficos. “Queremos crecer de forma ordenada y mirando a largo plazo”, explicó Conesa en octubre, en un encuentro con periodistas en el que avanzó que la autoridad portuaria ha comenzado a trabajar en los estudios previos para la construcción de una nueva terminal de contenedores. APM Terminals y BEST disponen todavía de capacidad de crecimiento para llegar a gestionar de forma conjunta un volumen cercano a los cinco millones de teus, pero el puerto de Barcelona quiere adelantarse a las necesidades que requiera el mercado en el futuro.

Concretar el volumen de tráficos que gestionará el enclave en los próximos años es una labor cada vez más complicada. En los últimos cinco años, el tráfico de contenedores se ha doblado, pasando de 1,7 millones de teus en 2013 a los 3,4 millones gestionados en 2018. Todavía es más espectacular el crecimiento mostrado por el tráfico de transbordo, que ha llegado a multiplicarse por cinco en este periodo, desde los 280.325 contenedores de 2013 a alcanzar una cifra de 1,4 millones en el último año.

Puerto de Barcelona

En el análisis del resto de tráficos, destaca la evolución de los graneles líquidos, que crecieron un 5,2% y superaron los 15,2 millones de toneladas. Los sólidos, sin embargo, muestran una caída en los resultados anuales, con una disminución del 4,7% y un total de 4,2 millones de toneladas. El otro retroceso de tráficos en este 2018 se sitúa en el segmento de automóviles, con 810.218 vehículos, un 3,3% menos que en el año anterior.

Respecto a la carga rodada, el enclave canalizó 408.553 unidades de transporte intermodales (UTIs), un 3,5% más. Por su parte, el tráfico de cruceros mantuvo su tendencia de crecimiento en 2018, superando la marca de los tres millones de pasajeros, que representa un repunte del 1,8% respecto al curso pasado.

En el análisis de la actividad por mercados, destaca la diversificación de los tráficos, una de las fortalezas que caracterizan al puerto de Barcelona. En los resultados de 2018, destaca el auge de los tráficos con el norte de África, que aumenta un 22% su actividad con Barcelona en 2018, representando ya una cuota del 10% del tráfico total del enclave. En este resultado ha sido clave el crecimiento de las exportaciones con con Argelia, que muestran un crecimiento del 48% y se sitúa como el segundo país de destino de las exportaciones con origen en Barcelona; así como Vietnam, el destino de la pasada misión comercial del puerto, que aumenta un 12%.

UN AÑO CLAVE PARA LOS ACCESOS
En esta labor de planificación que está desarrollando la autoridad portuaria continuarán siendo clave los accesos viarios y ferroviarios al enclave, una antigua demanda que continúa paralizada en la negociación con Puertos del Estado. A su llegada a la presidencia, Mercè Conesa fijó estos proyectos como su gran prioridad y desde entonces ha insistido al ministerio de Fomento en la demanda de desencallar los accesos. En este sentido, la presidenta aprovechó en enero la visita de la presidenta de Puertos del Estado, Ornella Chacón, para reclamar que 2019 sea “un año clave para dar el pistoletazo de salida al procedimiento que haga posible que los accesos al puerto de Barcelona sean una realidad”. La presidenta del puerto mostró su confianza en lograr un acuerdo de consenso entre las diferentes administraciones y avanzó que “en los próximos meses tendremos noticias al respecto”.

La voluntad del enclave es recuperar el documento previsto inicialmente, en octubre de 2007, y que englobaba en una misma estructura los accesos viarios y ferroviarios. Desde el puerto consideran que este documento representa una solución definitiva para el enclave, al posibilitar una mayor capacidad de crecimiento en su actividad. El estudio informativo del proyecto contemplaba entonces una inversión superior a los 400 millones de euros. Más de una década después, sin embargo, será necesario actualizar esta cifra.

A falta de esta infraestructura, el puerto continúa mostrando su voluntad por aumentar la cuota ferroviaria desde sus terminales. La presidenta de la autoridad portuaria, Mercè Conesa, aprovechó el pasado mes de enero la visita al enclave del presidente de Renfe, Isaías Táboas, para asegurar que “el ferrocarril es clave en nuestra estrategia, ya que nos permite reducir costes de la cadena logística, fidelizar a los clientes y ayudarles a alcanzar sus compromisos medioambientales, reduciendo la huella de carbono del transporte de mercancías”. Según los datos proporcionados por el puerto, la cuota ferroviaria en el movimiento de contenedores se ha multiplicado por seis desde el año 2006, pasando de un 2% a más del 13% actual. Un porcentaje que se sitúa todavía lejos de la cuota del 20% que se establecía en el plan estratégico para 2020. En el segmento de los vehículos sí que se supera este resultado, con una cuota que se sitúa ya por encima del 36%.

Actualmente, Barcelona dispone de más de 60 servicios semanales con Zaragoza, Madrid, Azuqueca de Henares (Guadalajara), Monzón (Huesca), Villafría y Miranda del Ebro (Burgos) y Lyon (Francia), entre otros. En cuanto a los vehículos, dispone de servicios ferroviarios para la exportación con las principales fábricas españolas, Francia y Alemania.

MÁS BENEFICIOS Y MENOS DEUDA
El crecimiento en los tráficos ha disparado los resultados económicos de la autoridad portuaria. La autoridad portuaria ha cerrado 2018  con un 8% más de beneficios, hasta los 53,7 millones de euros, y un incremento del 4% en la cifra de negocios, con un total de 173,5 millones. “Esta capacidad de generación de recursos permite hacer frente a los retos de inversión del puerto”, explica el puerto, que destaca la “importante” reducción del endeudamiento llevada a cabo por la autoridad portuaria, que disminuye un 30% a cierre de 2018, y se sitúa en 196,7 millones de euros, que representan el 14% de los fondos propios del puerto.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies