Barcelona fija en 2019 la puesta en marcha de la autopista ferroviaria con París

por El Vigía

El puerto de Barcelona pondrá en marcha en 2019, con el apoyo de la Generalitat, la primera autopista ferroviaria de España, que conectará, mediante una nueva terminal, Catalunya con Aulnay (París) y el resto de Europa. Así, lo ha anunciado el presidente de la Autoridad Portuaria de Barcelona, Sixte Cambra, en un acto celebrado en la sede del puerto, con la presencia del consejero de Territori i Sostenibilitat de la Generalitat de Catalunya, Santi Vila, el director general d’Infraestructures de Mobilitat Terrestre, Xavier Flores, y el presidente de VIIA, Thierry Le Guilloux.

La nueva terminal, que se construirá sobre el antiguo cauce del río Llobregat (en terrenos que pertenecen al enclave catalán) supondrá una inversión de 33 millones de euros, y contará con una vía de carga y descarga, cuatro vías de expedición y recepción, y unas 545 plazas de aparcamiento para camiones.

Una vez construida la terminal, esta será de uso público y estará abierta a todos los operadores. Por ahora, según ha anunciado Thierry Le Guilloux, VIIA tiene previsto invertir unos 120 millones de euros en material rodante propio para la primera línea entre Barcelona y Francia. Además, la compañía prevé una segunda línea, que «se iniciará en 2020 y conectará Barcelona con Alemania», ha añadido Thierry.

SANTI VILA
“No se puede cometer ninguna negligencia administrativa que frene o ponga en riesgo la viabilidad de este proyecto”

Por su parte, Xavier Flores ha puesto de manifiesto los beneficios que conllevará la construcción de este proyecto, entre los que ha destacado la mejora de la competitividad de Catalunya, «con una disminución aproximada del 10% en los costes logísticos de las empresas«, el ahorro de un millón de toneladas de dióxido de carbono por trayecto, la atracción de los servicios marítimos Ro-Ro, entre otros.

Por otro lado, Santi Vila ha destacado la importancia que atesora este proyecto, ya que se presenta «como una oportunidad para desarrollar el transporte de mercancías por tren, situando a Catalunya como la puerta de entrada y salida hacia Europa». Asimismo, un estudio de mercado realizado en el marco del proyecto Clyma indica que la autopista ferroviaria podría captar el 10% del tráfico de vehículos pesados que circulan, a día de hoy, entre Barcelona y París y el 13% del tráfico que lo hace entre Barcelona y Alemania.

Por último, Santi Vila ha lamentado que se esté llegando al fin de la legislatura sin haber puesto solución al «problema de los nuevos accesos ferroviarios» que son «primordiales para el crecimiento de la competitividad de las empresas catalanas y españolas».

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies