Baleària embarca un 10% más de metros lineales de carga y 400.000 camiones

por El Vigía

La naviera Baleària facturó 362,6 millones de euros en 2017, lo que supone un aumento del 10%, y alcanzó un ebitda de 81,5 millones (un 3% más) en un año marcado por su avance en la expansión internacional (uno de cada cuatro pasajeros viajó en sus rutas internacionales), su liderazgo en el uso de gas natural licuado (construye los dos primeros buques que navegarán con esta energía limpia en el Mediterráneo) y la creación de ocupación (un 13% más de empleados).

El transporte de mercancías, del cual depende la mitad de la facturación de Baleària, creció en 2017, ya que la naviera transportó un 10,4% más de metros lineales de carga, con un total de 5,6 millones, y un 17% más de vehículos (hasta llegar a 878.000). El 80% de los 400.000 camiones transportados viajaron en las rutas de Baleares. En cuanto a pasajeros, fueron 3,7 millones en todas las líneas (5,7% más), de los cuales 880.000 viajaron en rutas internacionales, un 25% más que en 2016.

«Queremos ser más sólidos, más ágiles y con mayor capacidad de adaptación», ha explicado el presidente de la compañía, Adolfo Utor, quien ha recordado la expansión de la compañía en el norte de África, que el año pasado le llevó a abrir una nueva línea entre Nador (Marruecos) y Almería.

El presidente de Baleària también ha destacado la contribución de la naviera en el desarrollo económico y social de las comunidades donde tiene presencia: «Nuestro cash flow social superó los 386 millones de euros, un 17% más que el año pasado, siendo la contribución a las administraciones públicas un 5% más». Gracias a la apertura de nuevas delegaciones e incorporaciones a los servicios centrales, la plantilla de la naviera creció un 13% hasta alcanzar los 1.537 empleados, de los cuales un 16% trabajaba en delegaciones internacionales.

Respecto a los planes de futuro, el presidente de Baleària ha destacado que se van a centrar en nuevas construcciones, reconversión de motores de buques para ser propulsados por gas natural licuado, y la construcción de nuevas terminales en Miami, Valencia y Barcelona, además de continuar la expansión en el Norte de África. «Vamos a seguir trabajando en un mundo donde los cambios son veloces y por tanto la adaptación y digitalización serán importantes. Además, no es posible evolucionar sin unos valores compartidos; los atajos no existen, solo hay un camino, hacerlo bien», ha concluido.

La apuesta de crecimiento en rutas y servicios se tradujo en un 15% más de millas navegadas, a pesar de lo cual el índice de ecoeficiencia de los ferris de última generación de Baleària sólo aumentó un 3,1%. La inversión en flota en 2017 fue de 125 millones de euros.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies