Bajos salarios y escasa rentabilidad explican la escasez de conductores

por El Vigía

Patronales y sindicatos coinciden en que tras la escasez de conductores en el transporte profesional se esconden unas condiciones laborales y salariales insuficientes. En unas jornadas organizadas por la Fundación Corell, el presidente de Fenadismer, Julio Villaescusa, ha apuntado que en España existe vocación hacia la profesión y, sin embargo, no hay conductores debido a la insuficiente remuneración y a cuestiones sociales, como el desarraigo familiar y la peligrosidad. “Hay un problema de rentabilidad para compensar a los profesionales por el trabajo que realizan. Tenemos muy claro qué provoca esta situación: los cargadores son los responsables y beneficiarios; cuando la empresa es rentable, el sindicato puede exigir, pero si no es rentable, es imposible”, ha afirmado.

Por su parte, Carlos Castán, presidente de Aeutransmer, entiende que “los precios forman parte de la estructura propia del sector; existe una gran fragmentación, de la que los cargadores no somos responsables”. Castán ha expresado la preocupación de los cargadores por la falta de conductores, aunque “aún no se nota una seria pérdida del nivel de servicio”. Y ha añadido que “hay un problema de condiciones de trabajo y los cargadores tenemos mucho que hacer: planificar las operaciones, automatizar la entrega de documentación, crear zonas de descanso y aseo, ser flexibles para gestionar los temas del tacógrafo, etc.”.

Los representantes sindicales han incidido en las condiciones laborales como principal problema. Según Diego Buenestado, secretario general de Transportes de UGT, “estamos cobrando lo mismo que hace 20 años; podemos dar mejor formación, pero si las condiciones no son buenas, no van a llegar conductores. Aspectos como la jubilación, la vuelta a casa y un salario digno, son fundamentales. El salario del trabajador no puede ser el factor determinante en la competitividad de las empresas”. Además, ha afirmado que “mientras no se dignifique la profesión, estaremos sin conductores; debería prohibirse por ley la carga y descarga, negociar la jubilación anticipada, establecer salarios adecuados y jornadas que permitan la conciliación, teniendo en cuenta la vuelta a casa”.

Para el secretario general de Carretera de FSC-CCOO, Mario Martín, el problema es que “en España no hay diálogo social, los trabajadores no están representados en el Comité Nacional del Transporte. Actualmente hay más de 58.000 conductores en paro, la mitad de ellos de vehículos pesados”.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies