Astic exige un plan contra el coronavirus para el transporte por carretera

por El Vigía

La Asociación del Transporte Internacional por Carretera advierte de las primeras consecuencias del coronavirus en el tránsito de mercancías por carretera en España debido a la falta de suministros de automoción, electrónica y textil procedentes de China. De acuerdo con el estudio de la patronal europea Business Europe, la crisis desencadenada por el Covid-19 costará a la economía española unos 2.400 millones de euros.

De empeorar la situación, la patronal española asegura que el transporte se vería especialmente afectado por la rotura del flujo logístico doméstico e internacional. Y cita las exportaciones hortofrutícolas, por ser España el principal país proveedor de Europa con casi un tercio del total, 11.200 millones de euros, a los que hay que sumar otros 1.500 millones destinados a otros países fuera de la UE, del centro y norte de Europa, hacia donde viajan en su mayor parte en camión (85%). El segundo país es Holanda, con 30% del total (unos 10.400 millones de euros), y el tercero, Italia, con un 10%.

La organización exige a la Administración que tome medidas de protección ante la posible caída de la actividad económica. En especial, afirma, de cara a los trabajadores del sector y al posible impacto negativo en la cuenta de resultados de las empresas. “Nos parece preocupante la falta de planificación del Gobierno español ante la crisis del coronavirus, sobre todo, la ausencia de comunicación con un sector que está entre los potencialmente más afectados. Las empresas de transporte por carretera sí que están tomando medidas y planificando protocolos de comunicación y de actuación que tiendan a asegurar los flujos logísticos comprometidos con sus principales clientes”, subrayan fuentes de Astic.

Asimismo, a la falta de suministros procedentes de China, que supone el 7% de todas las importaciones españolas, Astic advierte de la negativa de algunos conductores a dirigirse a zonas de alto riesgo de contagio, así como los incumplimientos de contrato por asunto de fuerza mayor. En cuanto a los sectores mayormente afectados figuran, además del hortofrutícola, el automotriz, la ingeniería (suministros de acero y aluminio), el textil, productos químicos, electrónica y maquinaria.

 

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies