Astic exige mascarillas y geles contra el coronavirus para los transportistas

por El Vigía

La Asociación del Transporte Internacional por Carretera ha solicitado al Gobierno mascarillas y geles desinfectantes así como protocolos de actuación “en firme” para proteger la salud de los conductores que frecuenten zonas de riesgo de contagio de coronavirus, como Madrid, La Rioja y Vitoria. “El transporte de mercancías por carretera es uno de los pocos sectores que tiene que seguir trabajando en tiempo y forma, y solicitamos marcos de actuación y medidas de protección para nuestros conductores que están accediendo a las zonas cero de contagio para proveer de productos”, ha señalado Ramón Valdivia, director general de Astic.

En una época en la que se generalizan las restricciones a la circulación de camiones en Europa, como en Italia y Austria, la patronal de la carretera insiste en que los conductores deben seguir circulando para garantizar los suministros, fundamentales para la agricultura, el turismo o el comercio. “La actitud de esperar, ver y reaccionar no puede continuar por más tiempo. Necesitamos que se prevean posibles escenarios de creciente gravedad y tener preparadas medidas concretas tanto para proteger la salud de los conductores como la viabilidad de las empresas”, subraya Valdivia.

Por ello, además de mascarillas y geles, la organización propone al Ejecutivo un conjunto de pautas de actuación con el foco puesto en la salud de sus trabajadores, como prohibir que los conductores participen en labores de carga o descarga y reducir así los riesgos de contagio; o suspender las prohibiciones actuales a la pernocta en los camiones en los descansos semanales. “Parece absurdo obligar a los conductores a acudir a hoteles en zonas afectadas cuando las posibilidades de contagio serían muy inferiores si pernoctaran en las cabinas”, añade. Para que los descansos puedan realizarse fuera de las zonas de riesgo, Valdivia reclama flexibilidad en la aplicación de los tiempos de conducción y descanso, por tratarse de circunstancias excepcionales previstas en la ley.

En caso de agravarse la alerta sanitaria y se llegue a restringir la circulación de camiones, debería facilitarse a las empresas reducciones parciales o totales de las cotizaciones a la Seguridad Social y flexibilidad en las liquidaciones de impuestos para evitar “medidas de regulación de empleo, más onerosas y lentas, o estrangulamientos de liquidez que pongan en riesgo la continuidad de las empresas”.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies