Astic alerta del cierre masivo de empresas si el Gobierno no actúa

por El Vigía

La Asociación del Transporte Internacional por Carretera advierte sobre la destrucción del tejido empresarial del sector y, por tanto, del serio riesgo de desabastecimiento, ante la caída del 50% del tráfico de mercancías. Para la patronal del transporte internacional, la primera en España por volumen de facturación y flota, la brutal caída de la actividad se debe no solo a la paralización de las actividades no esenciales, sino también al riesgo de que muchos portes de bienes de ida no se ejecuten, debido a no poder cubrir los costes de los retornos en vacío. Ante la gravedad de la situación, Astic solicita al Gobierno que proteja a estas empresas con canales de financiación específicos que cubran el 15% de la facturación anual, “con el objeto de mantenerlas vivas y evitar su masivo cierre a corto plazo”.

“Dejar caer a las empresas del transporte por carretera tendrá consecuencias desastrosas cuando llegue el momento de remontar”

La entidad lamenta que los fondos del Instituto de Crédito Oficial (ICO) se limitan a un máximo de 100.000 euros, “techo que ya es insuficiente para mantener con vida empresas que estén facturando más de un millón al año”, habitual en el transporte internacional. Este tipo de compañías actúan en base a flujos de caja “muy tensos” con transacciones financieras que se sostienen sobre un modelo de negocio “muy dinámico”, que en la actualidad se ha roto.

CAMBIOS LEGALES TEMPORALES

Astic insiste en reclamar un cambio legislativo temporal para compartir el desequilibrio de costes por retornos en vacío, con el fin de repartir entre los contratantes del servicio del transporte los costes sobrevenidos por la hibernación de la actividad. Y advierten que de prolongarse esta situación, se producirá un parón de flujos de mercancías por la cancelación forzada de numerosos viajes de ida a Europa, al no poder cubrir los costes en vacío de vuelta.

“No podemos consentirnos caer de nuevo en el esperar y ver que caracterizó la acción de las administraciones públicas en las semanas previas al estado de alarma; dejar caer a las empresas del transporte por carretera tendrá consecuencias desastrosas cuando llegue el momento de remontar. Si no apoyan económicamente a estas empresas de inmediato, la factura que pagará la economía española será infinitamente más cara”, asegura Ramón Valdivia, su director general.

Una semana antes del decreto del estado de alarma, el tránsito de mercancías por carretera ascendió el 130% sobre su actividad normal. Desde hace dos semanas, la tendencia ha sido exponencialmente negativa. Primero, la caída se cifró en un 30%, pero el cese de las actividades no esenciales y los controles fronterizos han supuesto un descenso de más del 50%.

Artículos relacionados

1 comentarios

JR.Obeso 16 abril, 2020 - 18:45

Si el Gobierno y el Govern, hubieran empezado actuar cuando se tomo la decisión de no celebrar el Mobil Word Congress de Barcelona, el 13 de febrero 2020, que quedo claro para todos los países con multinacionales de todo el mundo, lo que se nos venia encima, tendríamos el mismo numero de muertos por millón de habitantes, que la media europea. Estariamos en 180 MUERTOS x Millon de habitantes y estamos en 380.
Es decir la mala gestión nos ha costado mas de 10.000 muertos. Nuestro país, es un campo de exterminio por la mala gestión de nuestros incompetentes gobernantes.

Los comentarios están cerrados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies