Astic afea al Gobierno que Bruselas preste más atención al transporte

por El Vigía

La Asociación del Transporte Internacional por Carretera aplaude el nuevo reglamento europeo por el que se renuevan o extienden el plazo de diversos permisos, formación de conductores y controles periódicos, a causa de la pandemia del coronavirus. Al mismo tiempo, Astic respalda el Plan de Recuperación Económica, dotado con 750.000 millones de euros, que incluye entre sus 14 ecosistemas sectoriales al transporte de mercancías. “Este paso es una buena noticia, pues planes como este han estado siempre a la sombra. Ahora el siguiente movimiento es esperar a ver en qué términos se concreta, pero desde luego, ver el nombre del transporte por carretera entre esos ecosistemas es un estímulo directo para la recuperación del sector”, subraya Ramón Valdivia, su director general.

La patronal española considera “inaudito y paradójico” que con estas dos iniciativas Bruselas sea “mucho más veloz” que el Gobierno planteando ayudas al sector. Y recuerda la petición al Ejecutivo de Pedro Sánchez, realizada antes del estado de alarma, cuando viendo lo que sucedía en Italia le instó a prever las medidas adecuadas para contrarrestar la expansión del coronavirus.

“Con este reglamento, que será aplicable el 4 de junio, con carácter retroactivo, se pone al transporte por carretera en el lugar vital que se merece, algo de lo que debería tomar buena nota el Gobierno”, señalan fuentes de la organización. También, añaden, se resuelven las dudas sobre la eficacia de las prórrogas que se han estado concediendo en varios países, incluyendo a las autoridades españolas, respecto a la validez de las ITVs, los permisos de conducir, los certificados CAP, las tarjetas de los tacógrafos y otros documentos que han caducado durante este periodo y no han podido ser renovados”.

El nuevo reglamento, publicado en el DOUE esta misma semana, acuerda la extensión de la validez de los certificados CAP de formación de conductores, caducados desde el 1 de marzo al 31 de agosto, durante un periodo de siete meses. También extiende la validez de los permisos de conducir por un periodo similar; los Estados miembros podrán no aplicar esta extensión, pero no pondrán trabas a la utilización en su territorio de certificados extendidos en otros países.

Por su parte, la renovación de las tarjetas de tacógrafo caducadas deberá realizarse antes de dos meses, y entre tanto, se autorizará la circulación como si la tarjeta hubiera sido dañada, defectuosa, perdida o robada durante un plazo de seis meses. También regula la validez de los certificados de ITV caducados, los requisitos de capacidad económica para acceder a la profesión y al mercado, y la validez de las licencias comunitarias, entre otros.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies