Aragonès Transports supera el concurso de acreedores

por El Vigía

La empresa familiar Aragonès Transports logró dejar atrás, el pasado 13 de noviembre, la situación concursal en la que se encontraba desde abril de 2016. Tras la aprobación del convenio en la Junta General de Acreedores, con más del 65% de apoyos (cifra que alcanzó el 90% si no se tiene en cuenta a los acreedores institucionales), el juez sentenció el final del concurso.

Durante todo este periodo, la compañía ha logrado reducir en tres millones de euros su deuda, pasando de los cinco millones iniciales hasta situarse en más de dos. «Esto ha sido posible gracias al entorno de fiabilidad y consistencia transmitido por la empresa y sus trabajadores, tanto a sus proveedores como a sus clientes, básicamente por el hecho que durante este periodo la empresa ha cumplido con todos sus compromisos», señalan desde el grupo.

«Los planes de crecimiento de la compañía contemplan una facturación de nueve millones de euros para 2023»

A corto plazo, el objetivo básico de la compañía pasa por cumplir el convenio con los acreedores, basado en un plan que debe llevar a la empresa a un crecimiento del 10% para 2019. Todo ello se enmarca dentro de una previsión de crecimiento a cinco años que contempla los nueve millones de euros de facturación para 2023.

Desde la compañía, fundada en Reus (Tarragona), señalan también que Aragonès Transports está dentro del reducido grupo de empresas del sector del transporte que han sido capaces de superar una situación de concurso de acreedores. Según las cifras que manejan, desde el año 2000 solo un 1% de empresas del sector han logrado salir de ella.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies