Antonio Llobet: “No permitiremos que nos hagan responsables durante tres años de las garantías de clientes que no pagan”

por El Vigía

El Colegio Oficial de Agentes de Aduanas y Representantes Aduaneros de Barcelona (Coacab) organizó el miércoles una sesión informativa para analizar los efectos de la publicación de la resolución de 11 de febrero de 2019, de la dirección general de la Agencia Estatal de Administración Tributaria, por la que se establecen las condiciones generales y el procedimiento para la validación mediante un código NRC (número de referencia completo) de los avales otorgados por las entidades de crédito y por las sociedades de garantía recíproca y presentados por los interesados ante la Administración Tributaria.

El departamento de Aduanas e Impuestos Especiales emitió posteriormente, el 11 de marzo, una nota informativa relativa a las garantías aportadas por terceros. El presidente del Coacab, Antonio Llobet, avanzó que este documento especifica que, en relación a las garantías aduaneras de representantes directos, se admitirán las garantías en representación directa, pero sin reducciones o dispensas. El motivo, según detallan desde el Coacab, es que el departamento de Aduanas insiste en que estas reducciones o dispensas «solo se podrán admitir una vez se cuente con una disposición legal que prevea la obligación al pago, por parte del representante, de la parte de la deuda que, en su caso, no quedara cubierta por la garantía».

Llobet explicó que la Agencia Tributaria considera no deudor al representante aduanero en la modalidad directa, pero pretende que los avales presentados «sean garantes de las liquidaciones que se puedan producir después del levante y una vez ya pagados los impuestos, ya que la administración interpreta que las garantías no se liberan con el pago de la deuda, que es como se extingue la misma, si no que pretende que puedan ser trabadas y ejecutadas por cualquier liquidación complementaria que pudiera surgir durante el periodo de tres años para el arancel y de cuatro años para el IVA, si el deudor no cumpliera con el pago de esa nueva liquidación».

Desde el Coacab consideran que la raíz de este problema está en la interpretación que la Agencia Tributaria hace del artículo 89.4 del Código Aduanero de la Unión (CAU) referido a la liberación de las garantías. Según Llobet esta interpretación “es inaceptable ya que no se corresponde con las interpretaciones que han hecho en otros países de la Unión Aduanera ni tampoco con las de las guías sobre las garantías que aclaran las distintas interpretaciones que se pudieran tener al respecto”.

“No vamos a permitir que nos hagan responsables durante un período de tres años de las garantías de clientes que no pagan”, aseguró Llobet, que considera “inaceptable que una vez hecho el despacho, el levante y el pago de los tributos, no se liberen las garantías”. Ante esta situación, el Coacab ha encargado la elaboración de un estudio comparativo para demostrar a la aduana española que su interpretación sobre los avales «es totalmente incorrecta».

La abogada del Colegio, Irene Guardiola, participó también en la jornada para señalar que se trata de un tema “de interpretación” y que lo que debería conseguirse es que “en España se interprete como en Europa”. “Con el CAU en la mano, la garantía queda liberada con el levante, cuando la deuda deja de existir”, aseguró Guardiola, que aconsejó a los representantes aduaneros que“firmen contratos privados con sus clientes”, que deberían servir para “establecer responsabilidades en relación a los pagos de las deudas originadas”.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies