Anticiparse al Brexit, clave para las empresas logísticas

por Tino Hyland
Tino Hyland

Director general de Hyland Shipping

A partir del mes de octubre, fecha a la que se ha aplazado la salida del Reino Unido de la Unión Europea, los 28 países que actualmente forman parte de la Unión Aduanera de la UE pasarán a ser 27.

Esta Unión Aduanera representa la libre circulación de mercancías entre todos los países que forman parte de la Unión Europea, sin excepción. De esta manera, los 28 países, entre los que están las naciones que forman parte del Reino Unido, no pagan derechos aduaneros sobre las mercancías, así como tampoco atraviesan controles especiales, y sobre ellas se aplica un arancel aduanero común cuando sus mercancías se exportan a otros territorios no pertenecientes a la Unión.

Con un esperado cambio total de paradigma tras el Brexit, para las empresas logísticas, agentes aduaneros y otras organizaciones que intervienen en actividades comercial de exportación e importación es clave anticiparse y prepararse para la inminente salida del Reino Unido de la Unión Europea.

Al convertirse el Reino Unido en tercer país y dejar de considerarse las operaciones comerciales como intracomunitarias, las compañías logísticas cuyo negocio se centre en la importación y exportación de mercancías desde y hacia el Reino Unido deberán efectuar su correspondiente registro en las aduanas británicas para poder continuar operando con y a través del citado territorio. Además, tendrán que valorar si pueden beneficiarse de alguna reducción o simplificación que les permita ahorrar en tiempo, procedimientos y costes. Asimismo, las organizaciones que lo consideren necesario podrán solicitar a la autoridad aduanera un estatuto de Operador Económico Autorizado (OEA), lo que facilitará aún más este tipo de transacciones con y por el Reino Unido.

“Las compañías logísticas cuyo negocio se centre en la importación y exportación de mercancías desde y hacia el Reino Unido deberán efectuar su correspondiente registro en las aduanas británicas para poder continuar operando con y a través del citado territorio”

A raíz del Brexit, aranceles, autorizaciones, licencias y otros impuestos podrán diferir en función del tipo de mercancía de que se trate. Tener esto en cuenta es fundamental para preparar, con el tiempo suficiente, un plan de contingencia que permita saber cómo solucionar cada problema en el momento oportuno, sin perder, con ello, tiempo y dinero.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies