Anave estima que el equilibrio entre oferta y demanda marítima tardará años en equilibrarse

por El Vigía

16843

 

Se necesitarán al menos un periodo de quince años para que la oferta y la demanda en el negocio marítimo de mercancía se igualen y alcance el punto óptimo de equilibrio que se registró en el año 2000. Así de conciso se ha mostrado el presidente de Anave, Adolfo Utor, durante el análisis del mercado marítimo internacional e internacional que ha realizado durante la entrega de los X premios de periodismo Anave, celebrado hoy en Madrid y que ha contado con la asistencia del  secretario de Estado de Transporte, Isaías Táboas.

En opinión de Utor, a pesar de que el pasado año 2010 se transportaron unos 8.328 millones de toneladas de mercancías, con un aumento del 7,3% respecto a 2009, el incremento en 2009 y 2010 a tasas  muy elevadas de la flota mercante ha generado un enorme desequilibrio del mercado y «ha traído como consecuencia que los fletes no hayan respondido positivamente a esta fuerte recuperación de la demanda». Utor también ha analizado las previsiones del PIB para 2011, “que son de crecimientos positivos pero más moderados que el pasado año”.

Así, se esperan un incremento del 2,5% en las economías avanzadas, del 1,5% en la zona euro y del 9,6% en China. El FMI prevé para España una recuperación del PIB muy débil, de sólo el 0,6% en 2011 y del  1,5% en 2012, aún por debajo de la media de la zona euro. De todo esto se deduce, asegura Utor, «que 2011 seguirá siendo seguramente un año difícil para el comercio marítimo español, mientras que en el internacional la crisis parece ya superada».

Desde Anave se llama la atención que hasta agosto o septiembre pasados, el Ibex 35 de la bolsa española replicaba  prácticamente la evolución del índice norteamericano Dow Jones y del índice Daxx de Frankfurt. Pero a partir de octubre, mientras la economía internacional despega de forma decidida, la española sigue llena de «incertidumbres». Y esta situación general económica nacional se refleja «no sólo en una baja demanda de transporte marítimo sino también en dificultades de financiación para las empresas, en morosidad por parte de los clientes, etc».

Y advierte el presidente de los navieros españoles que a estas dificultades «tenemos que añadir otro elemento externo e incontrolable que viene a agravar la situación para los armadores españoles: el precio del petróleo, tras haberse mantenido durante muchos meses oscilando entre los 70 y 80 dólares, lleva aumentando desde el otoño y ya supera los 100 dólares/barril».

Utor también ha asegurado que Anave potenciará el transporte marítimo de corta distancia, “coincidiendo con el retorno a la presidente de la Asociación Española del Transporte Marítimo de Corta Distancia del director general de Anave, Manuel Carlier”. Finalmente, respecto a la nueva Ley de Puertos, el máximo responsable de Anave ha insistido en que hay todavía numerosos aspectos en los que pueden darse posibles discrepancias de interpretación. «Tenemos experiencia de la ley anterior en la que algunas autoridades portuarias mantenían sus propias interpretaciones y para las empresas navieras es muy importante que esto se evite y la interpretación sea lo más uniforme posible», ha señalado. Además, ha vuelto a reclamar que se ponga en marcha «lo antes posible» el Observatorio de los Servicios Portuarios previsto en la ley.

La actividad marítima es “estratégica”

Precisamente, en su réplica, Isaías Táboas ha recogido el guante lanzado por Utor y ha adelantado que el Observatorio de Servicios  portuarios «estará en funcionamiento antes del verano». El secretario de Estado ha querido destacar en su intervención la importancia de la actividad marítima que «es estratégica para la economía del país», de ahí que sea muy importante que su labor tenga una difusión pública destacada.

Táboas también ha señalado que la renovación de la flota española y su aumento de capacidad «es el camino a seguir por las empresas porque mejora la productividad y competitividad de las mismas frente a las navieras internacionales». En este sentido, no ha dejado pasar la oportunidad de volver a insistir en el interés del Gobierno por desarrollar el eje mediterráneo con el fin de potenciar el tráfico en los puertos de esta zona y que beneficiará a las navieras españolas.

Además, el secretario de Estado ha asegurado que desde su departamento se abordarán las reformas necesarias para aumentar la competitividad del sector, «y fruto de ello es la Ley 33/2010 que tiene como objetivo dotar de flexibilidad al modelo tarifario para adaptarlo a la realidad de cada puerto». En cualquier caso, ha reconocido que la aplicación de la misma «está requiriendo un proceso de aclaración y asentamiento».

Por último, Isaías Táboas ha puesto el acento en la seguridad en el sector marítimo como eje de su departamento, «y por ello, hemos cumplido a tiempo con las directrices europeas al respecto», pero ha advertido que la seguridad «también depende de los trabajadores y las empresas».

16843

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies