Fomento relanza el Corredor Cantábrico-Mediterráneo con 65 millones hasta fin de año

por El Vigía

Adif licitará antes de final de año obras por valor de 65 millones de euros para avanzar en la ejecución de la mejora de la línea Zaragoza-Teruel-Sagunto, una inversión tendrá continuidad en los próximos años hasta superar los 386 millones de euros. Es el principal resultado de la reunión de la comisión de seguimiento del Plan Director del Corredor Cantábrico-Mediterráneo, celebrada hoy en Madrid.

Durante la reunión, se han analizado las mejoras para el tráfico ferroviario que han representado las actuaciones llevadas a cabo hasta ahora, se ha informado de las previsiones de licitación y ejecución de las próximas obras previstas y se han analizado las perspectivas de crecimiento futuro y el aumento de las prestaciones en esta línea. El Plan Director tiene como objetivo mejorar de forma significativa el estado de la infraestructura actual para potenciar el Corredor Cantábrico-Mediterráneo, especialmente para el tráfico de mercancías, facilitando las conexiones ferroportuarias en este «eje ferroviario estratégico de gran importancia al discurrir por territorios que representan el 21% del PIB del Estado», afirma el ente gestor ferroviario.

El plan permitirá a la línea disponer de una mayor capacidad de tráficos, reducir de forma sustancial los tiempos de viaje tanto para viajeros como para mercancías, una mayor competitividad de los servicios de carga, un incremento de la velocidad máxima de circulación, un aumento de la eficiencia en el transporte, la incorporación de trenes eléctricos, mejores parámetros de seguridad, fiabilidad y confort, la reducción de las incidencias, y «convertirla en plenamente interoperable con los corredores Atlántico y Mediterráneo».

Una de las actuaciones más relevantes que Adif licitará antes de final de año son las obras de renovación integral de infraestructura y vía para su adecuación al tráfico de mercancías. Antes de finalizar el año se adjudicará la primera fase del proyecto de adaptación de siete estaciones para construir apartaderos de 750 metros. Este proyecto, que supone una inversión de casi 16,5 millones de euros, y que también incluye la adecuación de las instalaciones de seguridad y comunicaciones, mejorará «de forma sustancial» tanto la gestión del tráfico y la eficiencia en el transporte de mercancías al permitir a los diferentes operadores disponer de trenes de mayor longitud, lo que supondría que el equivalente a 40 camiones más pudieran ser transportados por un solo tren.

 

En la reunión también se ha hecho un balance positivo de los resultados obtenidos con las primeras actuaciones ya finalizadas. Estas obras, que han representado una inversión aproximada de 16 millones de euros, han consistido en la supresión de 8 LTV, la instalación del sistema tren-tierra y la renovación de 11 estructuras para el aumento de la capacidad portante a 22,5 toneladas por eje. La infraestructura permitirá circulaciones las 24 horas y se reducirán los tiempos de viaje en unas tres horas para los tráficos de mercancías, incrementando los surcos hasta casi 30 trenes semanales. Además, se ha homogeneizado la carga máxima de los mercancías, permitiendo que un tren transporte un 12,5% más de carga.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies