NoticiasFerrocarril

Adif pone en tensión el tramo entre Chamartín y Torrejón de Velasco

El Vigía

7 agosto, 2017

La electrificación de la catenaria es un paso imprescindible para la puesta en servicio de esta infraestructura

Adif Alta Velocidad pondrá en tensión, el próximo 22 de agosto, el tramo de alta velocidad comprendido entre la estación de Madrid Chamartín y la bifurcación de Torrejón de Velasco, en el nuevo acceso ferroviario sur de Madrid.

Adif concluye las pruebas de la línea de ancho UIC Barcelona-Frontera

En concreto, se electrificará a 25.000 voltios la línea aérea de contacto (catenaria) y sus sistemas asociados en la cabecera sur de la estación de Madrid Chamartín (vías 16, 17 y 18), en el túnel de ancho internacional entre las estaciones de Chamartín y Puerta de Atocha, y hasta el punto kilométrico 35/043 de la bifurcación de Torrejón de Velasco, en la Línea de Alta Velocidad Madrid-Castilla La Mancha-Comunidad Valenciana-Región de Murcia.

La puesta en tensión de la línea aérea de contacto es un paso imprescindible para la puesta en servicio de estos nuevos tramos de alta velocidad, que mejorarán los accesos de alta velocidad a la capital y facilitarán las conexiones Norte-Sur y Sur-Levante.

La electrificación de la nueva LAV está dotada de un sistema en corriente alterna de 25.000 voltios y 50 hercios de frecuencia. La alimentación de energía eléctrica a la línea se realiza mediante subestaciones de tracción, que transforman la tensión de 220 kV o 400 kV suministrada por R.E.E. a los 25 kV necesarios para la catenaria.

Nuevo acceso sur y túnel Atocha-Chamartín

Actualmente, las líneas de alta velocidad Madrid-Levante y Madrid-Andalucía comparten el acceso a la capital por el sur, un tramo de doble vía entre Puerta de Atocha y Torrejón de Velasco que presenta un cierto grado de saturación. Con la puesta en servicio de las dos nuevas vías que ahora se electrifican se dispondrá de cuatro vías para estos tráficos, lo que descongestionará el acceso y le permitirá absorber un mayor número de trenes.

Esta actuación está relacionada con la construcción del túnel en ancho internacional entre Puerta de Atocha y Chamartín. En la actualidad, las líneas de alta velocidad que proceden del Norte llegan a Chamartín y las que proceden del Sur y Levante llegan a Puerta de Atocha. Para establecer servicios comerciales Norte-Sur y Norte-Levante hasta ahora es necesario que los trenes pasen por cambiadores de ancho, o bien el transbordo de viajeros.