Adif ofrece a la automoción 166.000 metros cuadrados en la terminal de Villaverde

por El Vigía

Adif ha licitado el contrato para la gestión y comercialización de servicios vinculados a la logística de la automoción en la instalación de El Salobral, situada en la terminal madrileña de Villaverde Mercancías. El contrato, que parte con un importe de licitación de 7,4 millones de euros y un plazo de ocho años, prorrogables por cuatro más, contempla una nueva zona dedicada a la logística del automóvil de 166.094 metros cuadrados.

Desde Adif explican que esta licitación “tiene el propósito de favorecer el transporte ferroviario de mercancías” y consideran que “constituye un hito en la gestión de activos logísticos de Adif, por ser la primera vez que la entidad pone a disposición del mercado un activo de estas características”.

La nueva zona disponible incluye la actual campa de automoción y cuenta con cuatro vías de longitudes comprendidas entre los 340 y 570 metros para realizar las operaciones de carga y descarga de vehículos vinculados con el transporte ferroviario. Además, en este espacio se podrán realizar otros servicios que “puedan suponer un valor añadido a la logística y distribución de vehículos automóviles”, según explica Adif.

El contrato establece que el explotador deberá prestar acceso a la campa de automoción a las empresas que lo soliciten, así como a los servicios vinculados al transporte ferroviario.

La valoración de ofertas primará la superficie de estocaje “para asegurar la permanencia de hasta siete días naturales de los automóviles que accedan o se expidan por ferrocarril”, así como los sistemas de información y medidas ambientales que ponga en marcha el explotador.  En cuanto a los criterios económicos, Adif destaca la valoración de los precios que el explotador ofrezca para los servicios de descarga y carga de automóviles en el tren, que deberá definir además para los años 2020 y 2021.

Además, Adif incluye en el contrato una cláusula para fomentar la vinculación con el transporte ferroviario de esta campa, con una bonificación en la renta de hasta el 20% en función del volumen de vehículos que accedan o se expidan por ferrocarril.

Por otra parte, se establece que si el adjudicatario realiza inversiones en el inmueble necesarias para la explotación de la campa, y son autorizadas por Adif, la duración máxima del contrato podría alcanzar los 20 años.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies