NoticiasInfraestructuras

Abertis culmina su plan estratégico con más de 7.000 millones invertidos en dos años

El Vigía

13 marzo, 2018

La multinacional invertirá otros 4.000 millones hasta 2020

Grupo Abertis ha invertido en 2017 más de 3.600 millones de euros: 2.924 millones en operaciones de crecimiento en activos nuevos o ya existentes, y 719 millones en expansión de las actividades a través de la ampliación de capacidad de las autopistas y alargamientos de concesiones. El Plan Estratégico 2015-2017, que ha transformado a Abertis en un operador puro de autopistas, culmina con más de 7.000 millones de euros invertidos y más de 2.100 millones de euros pagados en dividendos. El grupo ya tiene 4.000 millones de euros comprometidos en inversiones para el periodo 2018-2020.

Entre las operaciones llevadas a cabo en estos dos años, destaca el refuerzo en Francia –primer mercado del grupo en ingresos y Ebitda-, donde Abertis ha obtenido el control del 100% de su filial Sanef, tras invertir más de 2.200 millones de euros en este proyecto, que ha tenido un efecto positivo en la cuenta de resultados, con una aportación de 157 millones de euros al beneficio neto.

También se ha incrementado la participación en la filial italiana A4Holding. A través de diferentes acuerdos, el grupo ha adquirido participaciones adicionales minoritarias hasta alcanzar cerca el 84% del capital de la concesionaria de las autopistas A4 y A31, con una inversión total de 179 millones en 2017. En los primeros meses de 2018, Abertis ha continuado con esta estrategia y ya supera el 90% del total del capital de A4 Holding. El año pasado ha supuesto un hito también por entrar en el mercado asiático, mediante la compra de dos autopistas en India, la NH-44 y la NH-45, por un importe total de 135 millones de euros.

Por otro lado, Arteris –filial de Abertis en Brasil- formalizó el contrato de concesión de ViaPaulista, una concesión de 720 kilómetros a 30 años, por 396 millones de euros. En cuanto a la expansión orgánica, la multinacional catalana ha destinado la mayor parte de las inversiones al programa de mejora de la red de autopistas de Arteris en Brasil (458 millones de euros), y a la consecución de proyectos del denominado Plan Relance en Francia (151 millones de euros).

Estas operaciones “representan un ejemplo claro de cómo, en el marco de una estricta neutralidad y con las limitaciones impuestas por el deber de pasividad en operaciones que puedan alterar de manera significativa el valor del grupo, hemos continuado trabajando para garantizar su continuidad y la generación de valor para los accionistas”, según ha afirmado su presidente, Salvador Alemany.

Respecto a la OPA de Atlantia, anunciada el pasado mes de mayo, y la posterior oferta competidora de Hochtief en octubre, Alemany ha asegurado que son “una muestra del atractivo que tiene hoy nuestra compañía, avalando una trayectoria de éxito que nos ha permitido situarnos como líderes mundiales del sector. Esto, unido a la elevada liquidez de nuestro valor en bolsa, les ha permitido componer sendas ofertas que han tenido una acogida muy positiva por parte de los mercado”.