El ministro de Transportes, José Luis Ábalos, impulsará un gran pacto de Estado por la movilidad

por Xavier Gual

José Luis Ábalos se ha fijado como prioridad la aprobación de una nueva estrategia de movilidad sostenible en su nueva etapa al frente del ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. En su primera comparecencia pública tras prometer el cargo en el Palacio de la Zarzuela, Ábalos ha asegurado que confía en alcanzar un “gran pacto de Estado” para alumbrar “la ley de movilidad que España nos reclama desde hace décadas, que debe seleccionar inversiones, fijar la financiación del transporte público, resolver las inconsistencias del modelo viario, profundizar en las normas de seguridad, y avanzar en la sostenibilidad financiera de las infraestructuras de transporte”.

“El título de Transportes es una forma de poner en valor la actividad que desarrollan los transportistas y que puedan ver en este ministerio un órgano de gestión próximo que empatice con ella”

El nuevo titular de Transportes se ha referido al cambio de nomenclatura del ministerio, antes de Fomento. “La inversión en infraestructuras no va a pasar a un segundo plano, seguirá teniendo un tratamiento destacado, ya que hay corredores por concretar, sobre todo en el ámbito ferroviario, que requieren grandes volúmenes de inversión, pero esta acción inversora deberá responder eficazmente a los desafíos de la movilidad, el urbanismo y la vivienda”. Y ello, ha proseguido, “implica priorizar Cercanías, la intermodalidad y la innovación tecnológica, entre otras cosas”.

Finalmente, Ábalos entiende el cambio de Fomento por Transportes también como un gesto del Gobierno “por empatizar con la actividad de los transportistas”, que pone en valor la importancia del sector para la economía española.

CASI TREINTA AÑOS DESPUÉS

Con el nuevo ministerio de Transportes, el Gobierno recupera casi treinta años después un departamento que ocupó por última vez un ministro socialista, José Barrionuevo, hasta 1991. Sería a partir de esta fecha, ya con Josep Borrell, que el departamento cambiaría su nombre por el de Fomento, evidenciando la relevancia que desde entonces adquiriría el desarrollo de las infraestructuras en España.

Ábalos Transporte

El BOE publica este lunes los decretos sobre la reestructuración de los departamentos. Así, corresponde al nuevo ministerio de Transportes la propuesta y ejecución de las políticas del Gobierno en materia de infraestructuras, de transporte terrestre de competencia estatal, aéreo y marítimo, “a fin de garantizar una movilidad justa y sostenible”. También incluye las competencias en materia de agenda urbana, vivienda, calidad de la edificación y suelo”.

El nuevo organigrama dispone, como órgano superior, de la secretaría de Estado de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, y desaparece la de Infraestructuras, Transportes y Vivienda, que venía ocupando Pedro Saura. Aunque aún no ha sido confirmado en el nuevo cargo, se da casi por seguro que Saura seguirá siendo el número dos de Ábalos en el ministerio, ahora como titular de la nueva secretaría de Estado.

Hasta hoy, las competencias de transporte estaban repartidas entre Jesús Manuel Gómez García, subsecretario de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, y María José Rallo, la secretaria general de Transporte. Es precisamente Rallo quien suele representar al ministro Ábalos ante las organizaciones más representativas del sector.

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies