NoticiasCarretera

Ábalos anuncia que el Gobierno liberará los peajes de las autopistas que finalizan su concesión

El Vigía

18 junio, 2018

Fenadismer aplaude la medida pero reclama al Gobierno la puesta en marcha del plan de incentivos para el desvío voluntario de camiones

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ha anunciado que el Gobierno levantará los peajes de las autopistas cuya concesión de 50 años terminan entre este año y 2021 y que revertirán al Estado tras su vencimiento, según ha adelantado en una entrevista concedida a El País. La decisión afecta directamente a la AP-1 entre Burgos y Armiñón (Álava), que finaliza el 30 de noviembre de este año, y a la AP-7, entre Alicante y Tarragona, y la AP-4, entre Sevilla y Cádiz, cuyas concesiones concluyen el 31 de diciembre de 2019.

La medida ha sido acogida con optimismo por la federación de transportistas Fenadismer, que ha emitido este lunes un comunicado para aplaudir el compromiso adquirido por el nuevo ministro. “Hay que tener en cuenta que en la actualidad España cuenta con un total de 3.307 kilómetros de carreteras de pago, de las que varios tramos expirarán sus concesiones privadas en los próximos dos años y pasarán a formar parte de la red pública estatal”, señala la organización.

Desde Fenadismer consideran que esta decisión “aportará indudables ventajas para la mejora de la seguridad vial y la descongestión de la red viaria nacional, ya que permitirá una mejor redistribución de los tráficos tanto privados como profesionales entre las carreteras nacionales y las autopistas paralelas de peajes, basando la elección por una u otra vía por parte de los conductores, no en criterios exclusivamente económicos como hasta ahora, sino en función de la distancia del trayecto a realizar o del destino del viaje”.

En este sentido, la federación asume que permitirá “un importante trasvase de vehículos particulares que actualmente circulan por las carreteras nacionales a las autopistas de peaje por su mejor trazado y velocidad máxima permitida, lo que posibilitará una utilización más racional de las carreteras nacionales por los vehículos de transporte que así lo elijan en función del destino de la mercancía, al tener los camiones limitada técnicamente su velocidad a 90 kilómetros por hora”.

Fenadismer considera, además, que “permitirá rebajar la actual factura en concepto de peajes que soportan los transportistas españoles, en torno a 1.900 euros anuales por vehículo”, según datos del observatorio de costes que publica el propio ministerio de Fomento que recoge la federación.

La organización aprovecha el comunicado para avanzar que solicitará, “una vez sean aprobados los Presupuestos del Estado para 2018”, que se ponga en marcha el “plan de incentivos económicos para fomentar el desvío voluntario de camiones en la red de autopistas de peaje, que para este año está dotado con una partida de 45 millones de euros”. En este sentido, Fenadismer destaca “los resultados tan satisfactorios que cosechó el citado plan puesto en marcha en 2015, mediante la bonificación de hasta el 50% del importe del peaje, y que con un presupuesto de tan sólo 7,5 millones de euros permitió el desvío adicional de más de 220.000 camiones durante sus cinco meses de vigencia”.